Sábado, Diciembre 15, 2018

ACTUACIONES EN EL CASO DE HUELGA O MANIFESTACIÓN COLECTIVA

Tan sólo se considerarán legales aquellas convocatorias de huelga o manifestación que vengan avaladas por un organismo o asociación legalmente constituida, independientemente de su ámbito de actuación, y, a su vez, se hayan seguido los pasos que a continuación se especifican:

El alumnado tiene derecho a manifestar su discrepancia respecto a las decisiones educativas que le afecten. Cuando la discrepancia revista carácter colectivo, la misma será canalizada a través de las personas representantes del alumnado en la forma que determinen las Instrucciones de Organización y Funcionamiento de los Centros Docentes.

A partir del tercer curso de la Enseñanza Secundaria Obligatoria, en el Bachillerato y en la Formación Profesional, en el caso de que la discrepancia a la que se refiere el apartado anterior se manifieste con una propuesta de inasistencia a clase, ésta no se considerará como conducta contraria a las normas de convivencia y, por tanto, no será sancionable, siempre que el procedimiento se ajuste a los criterios que se indican a continuación:

  1. a) La propuesta debe estar motivada por discrepancias respecto a decisiones de carácter educativo.
  2. b) La propuesta, razonada, deberá presentarse por escrito ante la Dirección del Centro, siendo canalizada a través de la Junta de Delegados y Delegadas. La misma deberá ser realizada con una antelación mínima de diez días a la fecha prevista, indicando fecha, hora de celebración y, en su caso, actos programados. La propuesta deberá venir avalada, al menos, por un cinco por ciento del alumnado del Centro matriculado en esta enseñanza o por la mayoría absoluta de los Delegados de este alumnado.

Para ello la Junta de Delegados y Delegadas se reunirá en sesión extraordinaria con la asistencia de al menos 2/3 de sus miembros, decidirá, mediante votación, sumarse a la convocatoria. Dicha decisión vendrá avalada por el voto positivo de la mayoría absoluta de los miembros de la Junta. Tendrá derecho a voto únicamente el delegado de cada grupo, o en su ausencia, el subdelegado. De la reunión extraordinaria se levantará Acta que, junto con el informe al que se hace mención en el apartado d), se remitirá al Director del Centro.

Si la Junta de Delegados decide secundar la huelga, elaborará un informe en el que refleje los antecedentes, el proceso y la resolución adoptada, que remitirá oficialmente al Director, al menos con un día de antelación a la fecha prevista de huelga o manifestación. En dicho informe se reflejarán a su vez las distintas actuaciones que, previsiblemente, se van a llevar a cabo, actuaciones que se ajustarán a las normas más elementales de convivencia y que serán visadas por la propia Dirección

  1. c) La Dirección del Centro examinará si la propuesta presentada cumple los requisitos establecidos. Una vez verificado este extremo, será sometida a la consideración de todo el alumnado de Centro de este nivel educativo que la aprobará o rechazará en votación secreta y por mayoría absoluta, previamente informados a través de sus delegados.

En caso de que la propuesta a la que se refieren los apartados anteriores sea aprobada por el alumnado, la Dirección del Centro permitirá la inasistencia a clase. Con posterioridad a la misma, el Consejo Escolar, a través de su Comisión de Convivencia, hará una evaluación del desarrollo de todo el proceso, verificando que en todo momento se han cumplido los requisitos exigidos y tomando las medidas correctoras que correspondan en caso contrario.

El Director adoptará las medidas oportunas para la correcta atención educativa tanto del alumnado de enseñanza post-obligatoria que haya decidido asistir a clase, como del resto del alumnado del centro.

La Dirección debe garantizar el derecho a permanecer debidamente atendido en el centro al alumnado que no desee secundar las decisiones sobre la asistencia a clase

Las ausencias de los alumnos durante un período de inasistencia no serán computadas a efectos sancionadores aunque sí a efectos puramente informativos.

Se evitará hacer coincidir con actuaciones de este tipo todas aquellas pruebas que supongan una evaluación puntual del alumnado.

Las actuaciones del alumnado durante un proceso de huelga o manifestación serán tales que, en todo momento, respeten los derechos del resto de la comunidad escolar.

Cualquier tipo de actuación que vulnere gravemente los derechos de los demás miembros de la comunidad escolar o que atente gravemente contra las normas de convivencia más elementales, será motivo de sanción, siendo responsables, como mínimo, los convocantes de la huelga o manifestación. En este sentido se estará a lo legislado en el Decreto 249/2007, de 26 de septiembre, por el que se regulan los derechos y deberes del alumnado y normas de convivencia en los centros docentes no universitarios sostenidos con fondos públicos del Principado de Asturias.